Tras el incendio acaecido el pasado mes de marzo en Valencia, han sido muchas las  comunidades de propietarios que han mostrado su preocupación por lo ocurrido, solicitando incluso que se realice alguna visita para comprobar sobre el terreno las medidas de seguridad de sus propios edificios.

Pero, ¿sabes si tu comunidad de propietarios cumple con las normas contra incendios? El 12 de diciembre de 2017 entró en vigor el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios, el cual establece las condiciones y los requisitos que deben cumplir los edificios en los que tiene que ver con el diseño, la instalación, el mantenimiento y la inspección de sus equipos de protección contra incendios.

Las instalaciones de protección activa contra incendios sujetas al reglamento son:

  • Sistemas de detección y alarma de incendios, abastecimiento de agua contra incendios e hidratantes contra incendios.
  • Extintores de incendios, bocas de incendio equipadas, columna seca y extinción por rociadores automáticos y agua pulverizada.
  • Sistemas fijos de extinción por agua nebulizada, extinción por espuma, extinción por polvo, extinción por agentes extintores gaseosos y extinción por aerosoles condensados.
  • Sistemas para el control de humos y de calor, mantas ignífugas, alumbrado de emergencia y sistemas de señalización luminiscente

 

¿Cómo actuar ante un incendio en el interior de un edificio? 

¿Pero, y si llega el incendio? Pues es cuando entran en juego las medidas de autoprotección, la otra pata de la seguridad en este y otros tipos de siniestros y accidentes. Saber cómo comportarse ante un incendio, antes de que lleguen los bomberos, es importante para actuar correctamente y mantener una calma que no siempre será fácil de encontrar.

Desde el Consejo Andaluz de Colegios de Administradores de Fincas nos dan estos consejos:

  • Llama al 112

Explica cuál es la situación, da la descripción del lugar, tipo de edificio, ocupación y lo que está ocurriendo contestando a las preguntas que te formularán.

  • Reacciona apenas escuches sonar la alarma de incendios

Trata de salir del edificio de la manera más segura posible. No intentes coger tu teléfono, tus objetos valiosos u otras posesiones importantes. Si es de noche, grita fuerte para despertar a todos.

  • Sal con precaución por las puertas

Si ves humo debajo de una puerta, no salgas por ahí, es probable que haya fuego. Si no hay humo, verifica la temperatura de la puerta. Si está fría, ábrela lentamente. Si el fuego bloquea tu salida, cierra la puerta. Si la puerta está caliente o hay humo, busca ayuda por la ventana.

  • Protégete de la inhalación de humo

Agáchate o gatea para evitar inhalar el humo. No corras, alienta a otros a hacer lo mismo. Cubre nariz y boca con tela húmeda. Evita áreas con humo y solicita ayuda exterior.

  • Si tu ropa empieza a incendiarse, detente, cae al suelo y rueda

Si esto te sucede, detén lo que estés hacienda de inmediato, acuéstate en el suelo y rueda para apagar las llamas. Protege tu rostro con tus manos mientras lo haces.

  • Desvía el humo si no puedes salir

Si esto te sucede, detén lo que estés hacienda de inmediato, acuéstate en el suelo y rueda para apagar las llamas. Protege tu rostro con tus manos mientras lo haces.

  • Pide ayuda desde una ventana

Si estás atrapado en un incendio en un piso superior, busca un lugar donde puedan verte o escucharte. Usa una sábana blanca u otro objeto para señalar tu ubicación por la ventana. Cierra la ventana para evitar que el fuego se intensifique y coloca algo debajo de la puerta para evitar que entre humo.

  • Cuenta las personas

Si alguien está desaparecido, solo regresa al edificio si es seguro. Informa a los bomberos al llegar si falta alguien. Si todos están presentes, comunícalo para evitar búsquedas innecesarias.

  • Aléjate de la estructura del edificio

Mantén una distancia prudente entre el fuego y tú una vez hayas abandonado el edificio.